Tecnología y Hostelería

9 enero, 2014 Ágora POS Tecnología

Sin  lugar a dudas, el sector de la restauración esta de moda, y una prueba de ello es el impulso que le otorgan las distintas cadenas de televisión, que compiten entre ellas por ofrecer en prime time los concursos y realitys shows mas variados.  Algo impensable hace tan solo unos pocos años.

Todos los que de una manera u otra estamos relacionados con este sector, sabemos que la crisis le ha afectado tanto o mas que a otros, y que no es oro todo lo que reluce. En el artículo que Roberto Bécares publicó hace unas semanas en El Mundo, presentaba la deficiente situación económica de la mayoria de los restaurantes del país, y que sorprendentemente afecta más a los mas valorados. Cuantas mas estrellas Michelín tiene menos beneficios genera.

¿Estamos ante una nueva burbuja?  Primero las .com, luego la construcción y ahora ¿la restauración? Yo creo que no, pero lo cierto es que la inmensa mayoria de los negocios de hostelería han olvidado uno de los principios fundamentales que permite a cualquier tipo de negocio ser rentable, la optimización de recursos.  No hablamos de recortar, sino todo lo contrario, de utilizar los recursos de que disponemos en aquellas tareas que permitan aumentar la rentabilidad del negocio.  En tiempos de crisis, este principio marca la diferencia entre abrir la puerta todos los dias o cerrarla definitivamente.

Pero para optimizar es imprescindible tener información precisa, veraz y actualizada. Aquí es donde juega un papel crucial la tecnología. Sin esta herramienta no seremos competitivos, iremos a ciegas y tomaremos decisiones equivocadas. Desafortunadamente en tiempos de crisis no hay margen para cometer error. Hoy en día podemos encontrar muchos establecimientos que funcionan igual que hace cinco siglos,  tomando la comanda en papel y para cantarla después en la cocina o colgarla de una pinza.  En el mejor de los casos cuentan con una caja registradora, o un punto de venta que utilizan exclusivamente para sacar los tickets.

Para ser competitivo, es necesario contar con las herramientas informáticas adecuadas en las que apoyarnos con total confianza, sencillas de usar y de una fiabilidad contrastada.  Debemos huir de soluciones complejas y poco estables. Al igual que no necesitamos ser ingenieros para manejar nuestro móvil, tampoco tenemos que tener conocimientos informáticos para utilizar el software de  nuestroTPV.

Hoy en día es posible tomar la comanda desde un smartphone y sacarla directamente impresa en la cocina, o ver en tiempo real desde el móvil las ventas, cierres de caja o incluso la ocupación del local. Y si necesitamos incrementar el control podemos incluso ver el vídeo de cada una de las operaciones registradas en los TPVs, con solo buscar en la auditoría el suceso que deseemos.

La tecnología es el medio que nos permitirá mejorar nuestra competitividad, una inversión rentable a corto plazo.