Los TPV son un sistema informático (hardware y software) que facilita mucho los procesos de venta. Hoy en día cada vez se usan menos las cajas registradoras para este tipo de procesos. Cada día se utilizan más en hostelería. Tanto en bares, restaurantes como en cafeterías. También se usan en tiendas de ropa, alimentación, peluquerías y todo tipo de establecimientos que necesiten de cierta organización.

 

Un Terminal Punto de Venta o TPV hace referencia a la tecnología que permite gestionar un proceso de venta:

  • Las facturas
  • Los tickets
  • Las compras
  • Las ventas.

¡No confundir TPV con el datafono! Dispositivo que explicaremos en el siguiente punto.

Como hemos dicho en el anterior punto no hay que confundir un datáfono con el sistema TPV. Un datáfono es el dispositivo que se utiliza en un establecimiento comercial o tienda y permite cobrar a los clientes mediante tarjeta de crédito o débito.

  • Un lector de tarjetas con chip o banda magnética
  • Impresora de recibos
  • Sistema de conexión a través de una línea de teléfono o Internet. Aparte de todas estas funciones, permite comunicarse de forma online con la entidad financiera en el momento en el que el cliente hace un pago.

El punto clave del éxito de los TPV y datáfonos ha sido el aumento del uso del pago con tarjeta. Una forma cómoda de comprar y no tener que llevar el dinero en metálico encima.

Se trata de un ordenador portátil de mano que suele tener el tamaño de un móvil o smartphone. Su objetivo es ayudar al comerciante en la gestión de su negocio. De hecho, sus siglas (PDA) significan Personal Digital Assistant. Son del tamaño de un móvil, como os hemos contado y tienen funciones parecidas al móvil, ya que, al tener conexión a internet, te permiten organizar la agenda y todo tipo de tareas. Has visto estos aparatos muchísimas veces. Por ejemplo, cuando te lleva un pedido a casa y tienes que firmar en una pantalla para validar que te ha llegado.

Pero son mucho más útiles de lo que piensas. Sirven para recoger datos, permiten controlar y tener nuestro inventario actualizado desde donde queramos.

Todo el mundo ha escuchado y usado las siglas TPV, pero no todo el mundo sabe bien a qué se refieren.  El TPV son unas siglas que vienen del inglés (Point of sale) y hacen referencia a los “Terminales de Punto de venta”. Hay una gran confusión porque se suele llamar TPV al datáfono con el que suelen cobrarnos en los comercios.

Los TPVs son las tecnologías o sistemas informáticos que permiten gestionar todo el proceso de venta. Desde los tickets de compra que se generan al cliente hasta el cierre de caja. Todo pueda estar gestionado de una forma sencilla ya que en cada producto se introduce un código de referencia, de esta forma luego pueden hacerse todos los pasos necesarios para realizar todas las operaciones de gestión de nuestro negocio.

Son innumerables todas las ventas que tiene un TPV frente a una caja registradora “de toda la vida” aquí te exponemos algunas de esas ventajas:

 

  • El tpv hace más simple y ameno el proceso de contabilidad, puesto que es posible enlazar las listas que hagamos con programas de contabilidad

 

  • El tpv puede tener un control total del inventario, esta opción no la tiene la caja registradora.

 

  • Con el TPV podrás revisar información de periodos anteriores de manera mucho más rápida e intuitiva que con una caja registradora.

 

  • Cualquier problema que surja con un cliente se puede subsanar de forma rápida ya que además de tener la opción de ver fecha e importe del artículo en cuestión, también existe información detallada sobre los artículos.

 

  • Reducción de errores humanos puesto que como todo se hace de forma informatizada, todo queda registrado para evitar cualquier error fruto de un despiste.

 

  • Lo mejor de todo es que el sistema de tpv nos permite enlazar con otros dispositivos que van a controlar otros procesos, además de la venta. Por ejemplo en hostelería permite estar en contacto con comanderos, datáfonos, monitor de cocina, impresoras y todo tipo de herramientas vinculadas a los TPV.

 

  • Como sabes, las redes sociales y el marketing en general son cada vez más importantes para sacar todo el jugo a tu negocio, por eso los TPV nos permiten crear un sistema de fidelización de clientes para poder hacer estrategias de marketing y de esta manera aumentar nuestras ventas.

 

En resumen, un software de TPV de hostelería o TPV de comercio te permitirá obtener una gestión de forma informatizada de tu negocio. Esto hará que tus clientes tengan una mejor experiencia de compra.

Los datáfonos son llamados de forma genérica TPVs, pero esto es un error. El datáfono es el dispositivo que utiliza un establecimiento para cobrar a los clientes mediante una tarjeta de crédito. Sin embargo, el TPV es el software que se encarga de gestionar todos los procesos de compra y gestión de un establecimiento. Desde el momento que se recibe el producto (comida, vestidos, aquello que venda un establecimiento) pasando por el cobro del producto (que se hace a través del datáfono, que está conectado a todo el sistema TPV hasta el cierre de caja. Todo ese ciclo de compra tanto por parte del vendedor, como por parte del cliente se puede gestionar a través de un Terminal de Punto de Venta.

Todo el mundo ha escuchado las palabras TPV y parece saber qué es, pero no todos saben cómo funciona. ¡Es mucho más fácil e intuitivo de lo que crees! Hay que diferenciar entre dos tipos de TPVs.

 

TPV Compacto: En el TPV compacto están integrados todos los elementos en un mismo aparato. Es decir, tienes la pantalla, teclado, impresora de tickets, caja registradora en un mismo lugar. Una de sus ventajas es el ahorro de espacio.

 

TPV Modular: Es parecido al ordenador que puedas tener en tu hogar, puesto que tiene varios elementos que van conectados de forma separada. Por ejemplo, permite usar el TPV de forma portátil mediante una Tablet que se conecta al TPV mediante WIFI o Bluetooth. Por eso decimos que hablamos de TPV táctil porque puedes manejar todos los procesos con tus dedos y de forma sencilla.

  • Impresión de Tickets.
  • Gestión de ventas.
  • Apertura y cierre de caja.
  • Gestión de base de datos.
  • Tarifas y precios.
  • Estadísticas.

Hoy en día el cliente está cada día más informatizado, no solo porque él siempre llegue a tu negocio acompañado de un móvil, sino porque cada vez más gente paga con tarjeta y requiere una atención más personalizada. ¿Todavía tienes caja registradora de esas de toda la vida? Los TPV no solo son indispensables para un buen servicio de cara al público, sino porque son parte esencial de tu equipo. Se trata de una herramienta más que permite gestionar tu negocio en todos sus procesos. Y todo, sin errores ni despistes que pueden estar ocasionados por no tener digitalizado tu negocio.

Si usas una caja registradora de las de siempre y no te digitalizas, entonces no estás aprovechando al 100% tu negocio. Internet, redes sociales, todo avanza a una velocidad de vértigo y tu negocio no puede ser una excepción. Si quieres tener una gestión integral y automatizada de todo lo que pasa en tu restaurante te recomendamos que utilices los TPV de Ágora porque además de poder hacerte con un datáfono, que es el aparato para poder cobrar a tus clientes también podrás obtener todas las ventajas de un sistema que te proporcionará una gestión integral para tu negocio y para tu equipo.

Contratar un TPV para tu negocio de hostelería o tu comercio es muy sencillo. Puedes llamar directamente al teléfono 915333839 o si lo prefieres puedes entrar en www.agorapos.com

Si todavía usas una caja registradora en tu negocio tenemos buenas noticias para ti. Ahora es más fácil que nunca digitalizarse y sacar un mayor provecho de tu negocio ya sea de hostelería o de comercio en general. Si utilizas un Terminal de Punto de Venta te ahorrarás más de un disgusto porque no tendrás desajustes de caja ni todas esas malas experiencias que uno tiene cuando no tiene el negocio 100% digitalizado.

Hay muchas razones para dejar de usar tu caja registradora:

  • Una caja registradora funciona de manera muy lenta. Es cierto que ya estarás acostumbrado, pero te estás perdiendo tener una verdadera gestión sobre tu negocio.
  • Como es difícil cuadrar la caja, a veces incluso pensarás que te están robando.
  • Es complicado saber cuánto cuesta cada plato y qué beneficios estás sacando.
  • A menos que estés todo el día en tu local no sabrás que está sucediendo en él. Con el sistema de MyÁgora podrás saber qué ocurre en tu negocio en todo momento. Sí, desde tu móvil tendrás todo controlado.

A un buen TPV debes exigirle todas las características indispensables para poder gestionar tu negocio de forma integral. Estas son las principales:

  • Que te permita integrar varias tiendas a la vez, de esta manera no tendrás que usar diferentes TPVs y no tendrás que perder tu vailoso tiempo en re aprender cómo funciona en cada uno de tus negocios.
  • Es muy importante que el TPV sea táctil para que todas puedas manejar todos sus procesos de manera intuitiva.
  • Sistema de seguridad para que cada usuario tenga su contraseña. Es básico que puedas hacer que cada usuario tenga acceso a un área determinada. Y tú, por supuesto, a todas.
  • Creación de facturas de forma automatizada
  • Generación de tickets de regalo.
  • Variedad de sesiones, turnos de trabajo y cajas.
  • Arqueos a todo tipo de niveles.
  • Gestión de entregas a cuenta.
  • Facturación automatizada en función de importes, formas de pago, número de tickets, stock y demás necesidades.
  • Control de caja con ingresos y gastos.

Si necesitas cambiar urgentemente tu TPV o todavía usas una caja registradora contáctanos de manera inmediata a través de 2 vías:

Teléfono: +34 915 333 839 / +34 936 111 008

Rellena nuestro formulario

El mejor TPV para restaurantes es uno que tenga experiencia en el día a día de hosteleros y comerciantes. Por ejemplo, uno de los mejores TPV de España para hostelería y comercio es el de TPV de Ágora, ya que llevan más de 30 años de experiencia trabajando con hosteleros y comerciantes de todo España. El TPV de Ágora es el TPV de los TPVS porque permite gestionar tu negocio de una forma sencilla y eficaz ayudando a todo el equipo a sacar el máximo rendimiento de todo tipo de establecimientos.