E-commerce: De la “nueva normalidad” al “nuevo comercio”

Según Nielsen el canal online ha experimentado un crecimiento del 86,6% alcanzando una cuota del 2,3% del total, es decir más del doble (1,2 puntos más) que en el año anterior.

Que cada vez era más acusada la tendencia hacia el comercio electrónico era un hecho antes de la pandemia. Ahora, se ha convertido en una necesidad con mayúsculas tanto para clientes como para comerciantes. Y esto ha afectado a todo tipo de artículos.

“¿Qué habría hecho yo sin Amazon?” ¿Quién no ha escuchado esta frase cuando hemos intercambiado experiencias durante el confinamiento? ¿Tú no? A lo mejor es porque el que lo ha dicho seas tú. Durante estas semanas el comercio electrónico ha sido uno de los pilares del consumo y para muchos comercios, la única fórmula para generar ingresos.

¿Cómo lanzarse a la venta online?

Si nunca has gestionado un e-commerce, tal vez lo más sencillo sea iniciar tus pasos en plataformas como Amazon, Ebay o Rakuten. Requiere una inversión mínima y de esta manera podrás comprobar en qué consiste el flujo de trabajo de un e-commerce e incluso testear la acogida que tiene el producto.

¿Qué tengo que tener presente para diseñar mi estrategia e-commerce?

Puedes trabajar en paralelo en una estrategia profesional que te permita un mayor control, crear tu propia marca e incluso realizar previsiones de stock, diseñar ofertas y tácticas de fidelización…

La implantación de un e-commerce requiere trabajar unos puntos fundamentales. ¿Conoces la expresión “morir de éxito”? Bien, pues la idea de atender este listado es poder gestionar tu e-commerce y “vivir con éxito” este nuevo proyecto:

  • Plataforma web: La web es un eje fundamental, además de atractiva y “amigable” (usabilidad, velocidad de navegación, seguridad…) deberás prestar atención a las políticas de privacidad y condiciones de venta. Cuanta más información exista del producto más confianza trasmite y puede marcar la diferencia en el volumen de ventas.
  • Sistema de pago: El pago a través de Paypal da mayor seguridad, pero no todo el mundo cuenta con una. Una plataforma segura de pago con tarjeta es fundamental.
  • Logística: Stock, monitorización y seguimiento, contratos con empresa de transportes, … Este punto es clave. Lo más frecuente es que se externalice el servicio de transporte por lo que hay que prever en el contrato unas condiciones que podamos asumir y asegurarnos de que se realice un buen servicio al cliente. Es la única cara visible frente al cliente.
  • Packaging: En contenido es importante, pero ahora el continente cobra un valor crucial a la hora de generar marca y relación con el cliente.
  • Atención al cliente: Al menos una vía de comunicación es fundamental (teléfono, e-mail, …). Si es posible, recomendamos que exista una vía diferenciada para las comunicaciones relacionadas con pedidos pendientes.
  • Marketing Digital: Ahora la cantidad de clientes potenciales se ha multiplicado y, para muchos, la única vía para llegar a ellos e incluso, mantener una relación a largo plazo es el marketing digital.

Esperamos que este post te haya resultado de utilidad. En Ágora contamos con herramientas de software que te ayudarán a gestionar las ventas, las compras y el stock de tu comercio enlazadas a tu e-commerce en Prestashop. Si quieres más información contacta en comercial@igt.es.